¿Qué es la radiofrecuencia indiba?

La radiofrecuencia indiba es un tratamiento estético no invasivo e indoloro que produce una diatermia en el cuerpo de forma totalmente localizada, otorgando de esta manera efectos increíblemente beneficiosos e inocuos para la salud.

INDIBA® es la marca registrada que dispone de la radiofrecuencia más efectiva de todas, basando sus efectos en el conocido Sistema Proionic y que deriva de la utilización de una corriente de 448 kHz, siendo de esta manera capaz de suscitar respuestas a nivel celular.

Bien es conocida por todos nosotros la fiebre, que es esa respuesta de nuestro sistema inmunitario ante agentes externos desconocidos por el organismo, en tanto que este responde provocando un aumento de la temperatura corporal.

Es precisamente este aumento el que ayuda a revitalizar y a curar las partes dañadas, siendo INDIBA® la que ha conseguido reproducir con exactitud este procedimiento pero con ventajas de mucha mayor calidad; razón por la cual es tan utilizada tanto en procesos médico estéticos como de rehabilitación.

El aumento controlado de la temperatura corporal viene dado por una corriente de alta frecuencia, la cual genera un incremento de la hipertermia física que a su vez se origina desde las partes internas de las células.

La intensidad de este calentamiento dependerá en última instancia del problema y de la zona tratada, pero de todas formas la sensación producida es relajante y agradable.

Mediante la radiofrecuencia se consigue generar una temperatura interna determinada, todo ello con el único objetivo de que los tejidos corporales puedan recoger una parte de esa energía que se ha producido y, posteriormente, convertirla en calor.

Asimismo, también cabe destacar que únicamente dos electrodos metálicos son necesarios para la aplicación de esta técnica que, a través de la radiofrecuencia, producen calentamiento interno sin llegar, en ningún momento, a causar molestias.

Además, el procedimiento consigue incidir en las células más profundas de la dermis llegando incluso a movilizar los iones que se encuentran dentro de las mismas, todo ello de cara a obtener mejoras a nivel biológico de la más alta calidad.

Buen ejemplo de ello podría ser el caso de una mayor oxigenación del epitelio, un incremento del flujo y de la circulación sanguínea, la síntesis de elastina y nuevo colágeno o el fomento de la activación celular.

¿Cómo funciona el tratamiento?

A la hora de proceder con el tratamiento, una gran cantidad de pacientes experimentan cierto nerviosismo ante la inminente exhibición de energía que produce el método indiba.

Sin embargo, tal y como hemos comentado antes, este tipo de radiofrecuencia no provoca ningún tipo de dolor, sino todo lo contrario, la sensación que notarás será relajante y agradable, notando calor únicamente en el área que se vaya a tratar.

Es por ello que este es un tratamiento completamente indoloro, muy lejos de aquellas técnicas de cirugía estética que requieren de incisiones, láser y/o de la utilización de agujas, así que no deberías por qué preocuparte.

La gran ventaja que proporciona la técnica INDIBA ® es que el paciente solamente sentirá un ligero cosquilleo, el cual está producido por una sensación de calor agradable que deriva de la utilización de los aparatos en las capas subdérmicas de la piel, aunque de todas formas el paciente permanecerá tumbado durante toda la sesión y sin sentir ningún tipo de molestia.

La radiofrecuencia indiba: beneficios y efectos

Durante los próximos fragmentos de texto procederemos a explicarte todos los efectos y ventajas que se pueden derivar de la radiofrecuencia indiba facial, así que si de verdad quieres verte realmente guapa y notar cambios visibles e inmediatos en una sola sesión, presta atención porque esta táctica te devolverá ese aspecto dulce, firme, joven y angelical que tanto echabas de menos.

Si notas excesivo entusiasmo en el texto de arriba es porque de verdad se ha demostrado de lo que puede llegar a hacer este tratamiento en una sola sesión, y si tú también te sometes a esta radio frecuencia serás capaz de comprobar por ti misma todos los efectos desde el primer momento que entres por la puerta.

No obstante, tal y como hemos comentado antes, la explicación a todo esto reside en el efecto acumulativo que tiene la indiba, el cual reafirma y rejuvenece la piel del rostro y regenera las células de colágeno, por lo que a cuantas más sesiones te sometas más visibilidad le darás a los beneficios y mayor será el cambio que experimentes.

Las primeras 24 horas después de haber llevado a cabo la radiofrecuencia indiba facial hará que notes tu cara como una completamente distinta, y tal es el cambio que hasta en dos ocasiones al salir de la cabina dos pacientes que habían acudido a la clínica para otros menesteres solicitaron también la posibilidad de practicar este tratamiento. ¿No es curioso? Algo bueno tendrá que tener, ¿no?

Como venimos explicando, la radiofrecuencia indiba pasa por ser una técnica no invasiva. Una de las pocas soluciones indoloras que son capaces de rejuvenecer la piel de cualquier parte del cuerpo. Además, también resulta altamente efectiva a fin de disminuir la flacidez de la piel, reducir la papada o eliminar arrugas. Aunque incluso se dan casos de personas que se han visto beneficiadas a la hora de eliminar estrías o reducir los síntomas de la celulitis gracias, en parte, a sus capacidades regeneradoras.

Siguiendo con lo anterior, en el caso de que las estrías no tengan un marcado demasiado fuerte este tratamiento puede llegar incluso a quitarlas, y lo mismo ocurriría en caso de acumulación excesiva de tejido graso y la obstrucción del intersticio celular, los cuales se eliminarían por completo.

Lo cierto es que la radiofrecuencia indiba provee a la persona que la utiliza una ingente cantidad de ventajas y resultados, tales como aumentar las síntesis de elastina, incrementar la cantidad de nuevo colágeno así como mejorar el tono y el aspecto natural del óvalo facial.

A su vez, igualmente de efectiva es a la hora de eliminar las marcas de las capas externas de la piel, además de ser realmente eficaz en la lucha contra los signos de la celulitis en aquellas partes del cuerpo más conflictivas, como pueden ser el abdomen, los glúteos o las cartucheras, puesto que fomenta la circulación sanguínea y, por ende, facilita el drenaje linfático de la grasa acumulada.

Pero es que esto no acaba aquí, porque la radiofrecuencia indiba dispone de una inmesa cantidad de aplicaciones, hasta tal punto que puede llegar a ser utilizada a modo de analgésico en el tratamiento de dolencias musculares y articulares, hematomas o edemas.

También es muy recomendable de cara a mejorar la activación de la circulación y como trámite previo a fin de llevar a cabo diversos tratamientos para pieles castigadas. En suma, como hemos comentado anteriormente, facilita la disolución de los ácidos grasos siendo por ello igualmente útil para utilizar en brazos y abdomen así como complemento de una dieta adelgazante o incluso al finalizar un parto, todo ello a fin de reafirmar el busto y eliminar el tejido graso.

El procedimiento produce suavidad, hidratación, fomenta la regeneración y el rejuvenecimiento de la piel, todo encaminado a que esta gane en firmeza y recupere elasticidad.

A su vez, también puede utilizarse para el contorno de ojos, aunque igualmente válida es para reducir las bolsas debido, en parte, a su potente efecto drenante, además de otorgar luminosidad y reafirmar la zona periorbital, siendo precisamente en esta parte en donde la piel es extremadamente fina y delicada, lo cual hace que en muchas ocasiones resulte muy difícil suavizar o eliminar las ojeras.

La aplicación de la energía que produce la radiofrecuencia favorece en gran medida el paso hacia las capas más profundas de la dermis, conocidas como hipodermis, actuando de esta manera de forma directa en las fibras responsables de tensar y dar elasticidad a la piel y consiguiendo que estas, al mismo tiempo, se contraigan y se estiren.

Además, sus efectos beneficiosos incurren en la mejoría de la circulación sanguínea, consiguiendo que esta se estimule y haciendo que fluya aun mejor. Gracias a todo esto el aspecto de la piel mejora de dentro a fuera, en tanto que la capa externa de la tez no sufre daño alguno y permanece totalmente intacta.

La radiofrecuencia utilizada después de la cirugía ayuda a reducir la inflamación del tejido afectado y favorece la rehabilitación del mismo. También permite la posibilidad de combinarse junto con un lifting facial, una liposucción o una lipoescultura.

Los adopocitos acumulados en el epitelio son los responsables de originar ese aspecto rugoso que deriva de los efectos negativos que provoca la aparición de la celulitis, y es que sometiéndose a un tratamiento de radiofrecuencia indiba conseguirás que los síntomas de la piel de naranja se reduzcan de una manera increíble.

Otra de sus aplicaciones es la de reafirmar el pecho, pues gracias al tratamiento indiba las fibras de colágeno se regeneran, lo cual provoca que estas sean más gruesas y que aporten mayor firmeza y fortaleza a la piel.

Nota: en lo que a los senos caídos se refiere, ayuda a mejorar la tensión, puesto que hace especial hincapié en las capas más profundas de la piel y, gracias en parte a la creación de colágeno y elastina, el busto consigue elevarse.

Además, también es posible conseguir unos glúteos más firmes, quitando el exceso de celulitis de la superficie y, de la misma manera que ocurre con la piel del rostro, esta se vuelve más tersa, viva y uniforme.

Obviamente, no es el mismo caso el hecho de someterse a un aumento de pecho que a un tratamiento de glúteos, pero claro está que pueden conseguirse efectos separados a partir de un mismo tratamiento.

De la misma manera, la radio frecuencia indiba combate la grasa localizada, además de imperfecciones tales como la pigmentación de la piel o la aparición de manchas producidas por los rayos ultravioleta, todo ello derivado de una mejora del flujo sanguíneo.

Lógicamente este no es un procedimiento comparable al de la cirugía estética, pero sí que responde en gran medida a la demanda en este tipo de tratamientos. Es por ello que si tus glúteos están demasiado caídos o dispones de un exceso de grasa, lo primero de todo será llevar a cabo una buena estrategia nutricional y practicar ejercicio cardiovascular de forma regular.